Si estás aquí es porque te interesa lograr tus objetivos este 2020. ¿Quieres conseguir tus metas?¿Qué nuevos objetivos te pusiste últimamente? Prepárate porque esta vez… ¡vas a cumplirlos!

  • ¿Te prometiste a ti misma que aprenderías francés?
  • ¿Está en tu lista Hacer ejercicio todos los días?
  • ¿Quieres ser más amable con alguien de tu alrededor?

Independientemente de los objetivos que establezcas, es muy probable que ya tengas problemas para mantenerte al día con todos los objetivos marcados anteriormente… ¿Verdad? Pues aquí te dejo un método poco recurrente pero altamente efectivo.

Lee: consejos de vida

En este artículo vamos a ver:

Establecer metas

Seguro que has escuchado que para establecer tus metas, estas deben ser SMART.

¿Qué significa SMART? Las siglas provienen del inglés, para que recuerdes cómo deben ser en tan solo una palabra. Cada letra significa una cosa, con lo cual quiere decir que tus objetivos deben ser:

  • específicos
  • medibles
  • alcanzables
  • realistas
  • tiempo (deben lograrse en un tiempo determinado).

El problema con las metas de la mayoría de gente es que piensan positivamente.

Pensar positivamente, por sí solo, no hace el trabajo.

Sé que suena extraño, así que déjame explicarte …

A menudo, cuando establecemos una meta, solo queremos «pensar en positivo».

Pensamos en lo grandiosa que será nuestra vida cuando alcancemos la meta, sea lo que sea.

Soñamos cómo nos sentiremos cuando corramos ese maratón, obtengamos ese ascenso o tengamos esa boda.

El problema es que soñar es fácil y hacer es difícil. Cuando intentas «pensar positivamente» acerca de perseguir un gran objetivo, te niegas por completo sobre cómo funciona el cerebro humano.

Al cerebro humano le encanta pensar positivamente en teoría. De forma aislada, cuando todo es una buena idea y estás soñando desde el sofá.

Tan pronto intentes tomar medidas para lograr tu objetivo, tu cerebro activará el interruptor. Se convertirá en esa aguafiestas que nunca quisiste dentro de tu cabeza.

Si no se prepara el cerebro para esto, te será imposible continuar y alcanzar tus propósitos.

Y aquí es donde muchas personas se rinden. La psicología lo explica de forma fácil.

Debido a que es difícil e incómodo, y el fracaso se siente terrible,  muchas personas deciden (a veces inconscientemente) que es mejor no intentarlo en absoluto.

La verdad es que el fracaso solo se siente terrible cuando:

  • no lo esperabas,
  • estás tratando de evitarlo 
  • no sabes cómo afrontarlo.

Es por eso que el pensamiento positivo puede ser tu enemigo cuando se trata de establecer intenciones en el tiempo. Por lo tanto, para crear un gran cambio en nuestras vidas: debemos pensar en positivo y en grande.

A continuación, deberías:

Pensar en pequeño y en negativo.

Suena raro, lo sé. Pero ¡quédate conmigol Lo voy a explicar de manera simplificada.

Aquí está el proceso exacto que he utilizado para dominar mi mente. Aplícalo tu también y duplica tus ingresos, encuentra el amor, asciende en la escala corporativa, inicia un negocio, escala una montaña…

Te prometo que si comienzas a planificar objetivos de esta manera, te sorprenderás de tus logros.

Antes de empezar, aclaremos que es una meta:

La definición de meta, literal, es: Fin al que se dirigen las acciones o deseos de una persona.

Objetivo y meta son, por consiguiente, lo mismo.

Veamos ahora los 3 simples pasos para cómo alcanzar tus metas.

Lee: frases motivadoras para alcanzar el éxito

No le llames sueño, llámale plan

Paso 1: Desarrolla el objetivo

El objetivo, ya sea a largo plazo o a corto plazo, debe ser concreto y claro:

Debes poder saber si lo has logrado o no tu objetivo sin realizar ninguna pregunta.

Cuando haces un objetivo vago o poco claro, terminas en una negociación constante contigo misma.

Por esta razón, es muy fácil ignorar si realmente has progresado o no.

Tu cerebro discutirá contigo sobre cualquier cosa.

Así que, hazte un favor, y haz que la meta sea extremadamente clara y fácil de medir.

Ejemplos de objetivos claros:

  • me convertiré en vicepresidenta de mi empresa
  • Iré al yoga cada día durante 30 días
  • Todos los días, no revisaré mi teléfono entre las 10 p.m. y las 10 a.m.

Metas poco claras:

  • trabajaré más
  • Seré más amable con mi madre
  • Usaré menos mi teléfono

Paso 2: aclara cual es tu «razón de peso»

Una de las razones por las que a veces nos saboteamos cuando establecemos objetivos es que, en realidad, no nos importa mucho alcanzar el objetivo.

Elegimos un objetivo porque creemos que:

  • «debería» importarnos o hacerlo, o hará que nuestra madre se sienta orgullosa de nosotros
  • impresionará a nuestros amigos, o simplemente
  • callará la voz autocrítica en nuestra cabeza

Ninguno de esos son motivos inspiradores o motivadores.

Una razón motivadora no es suficiente para asegurarse de lograr una meta.

Razones convincentes:

  • Quiero desarrollar mi propia mente
  • Deseo ver lo que realmente puedo llegar a hacer
  • Anhelo crecer y evolucionar

Razones  no convincentes:

  • Mis padres me dijeron que debería
  • Si hago esto, hará que la gente me quiera
  • Me sentiré culpable si no lo hago

Sin una razón motivadora es muy probable que no se llegue a nada.

Tu razón de peso es personal. Lo que es convincente para ti no será convincente para otra persona.

Te recomiendo que desarrolles una razón que se refiera a lo que deseas crear en su vida y te enorgullezca.

Por ello, no hagas lo que otros piensan que deberías hacer. Tampoco trates de actuar de acuerdo con la voluntad de otros para compensar tus inseguridades .

Hacer algo nuevo es difícil. Si no tienes una buena razón para hacerlo, te darás por vencida antes de empezar.

Paso 3: Piensa en negativo

Normalmente, cuando establecemos una meta, tratamos de ignorar nuestras dudas y miedos.

Creemos que si no hacemos contacto visual con la voz que duda en nuestra cabeza, podemos escapar de sus susurros y lograr el objetivo a pesar de nosotros mismos.

Si no lo has aprendido a día de hoy, déjame decirte: eso no funciona.

No es peligroso reconocer tus dudas y miedo. De hecho, es crucial. Porque si tienes esos pensamientos simplemente estableciendo el propósito, estos serán 100 veces más fuertes una vez que comiences a intentar alcanzarlo.

Por eso es importante e increíblemente útil escribir todas las objeciones que tiene tu cerebro.

Todo lo que tu cerebro dice sobre por qué no puedes lograr, fallará o porque ni siquiera debería intentarlo.

En serio, escribe todas esas cosas. Haz una lista. Escribe todas las objeciones de tu cerebro en papel.

Vamos a manejarlas todas en el siguiente paso

Escribe tus metas 

Acción: Haz una lluvia de ideas sobre tus estrategias

Ahora que tienes todos sus pensamientos negativos en papel, puedes verlos tal como son. No son verdades profundas sobre tus habilidades. Ni siquiera son predicciones psíquicas sobre el futuro. Son solo pensamientos.

Tu cerebro está haciendo lo que fue diseñado para hacer:

Tratar de mantenerte segura y viva otro día para que pueda transmitir sus genes.

Mira, tu cerebro no sabe la diferencia entre la ansiedad de obtener un ascenso laboral y la ansiedad de escapar de un león que quiere comerte. Entonces, cuando intentas hacer algo nuevo y difícil, se vuelve loco.

Pero ahora que tenemos tu lista de pensamientos negativos, sabemos exactamente lo que tu cerebro le va a decir.

Lo que significa que puedes decidir con anticipación qué va a pensar o hacer sobre esas objeciones – antes de que surjan!

Digamos que tu objetivo es correr un maratón y sus pensamientos negativos fueron:

  • No sé cómo correr
  • Nunca he corrido más de medio kilómetro antes en mi vida
  • Ni siquiera soy atlética
  • Me sentiré avergonzada en el gimnasio.

Si ignoras esos pensamientos y no planeas cómo manejarlos, te descarrilarán rápidamente.

Pero ahora los tenemos escritos y podemos hacer una lluvia de ideas sobre qué hacer con ellos.

Veamos el contraataque a tus pensamientos negativos:

  • No sé cómo correr = Voy a encontrar un programa en línea que me enseñe exactamente cómo correr una carrera.
  • Nunca he corrido más de medio kilómetro antes en mi vida = voy a practicar pensando: «Todo corredor de maratón y ganador aprendió a correr en algún momento y nunca había corrido antes».
  • Ni siquiera soy atlética = voy a practicar pensando: «No tengo que ser una competidora olímpica para correr un maratón».
  • Me sentiré avergonzada en el gimnasio = Voy a pedirle a una amiga que vaya conmigo las primeras veces, voy a comprar ropa bonita para entrenar en la que me sienta bien, y voy a practicar pensando: «Es valiente de mi parte ir aunque tenga miedo»

Resumen de cómo lograr tus objetivos

Mi estrategia sugerida en la mayoría de casos es practicar nuevos pensamientos a propósito. Pero también hay muchas acciones concretas que puedes tomar. Las mejores estrategias para lograr tus objetivos será  una combinación de:

  • pensar nuevos pensamientos a propósito,
  • aprender a hacer lo que aún no puedes hacer,
  • obtener apoyo donde lo necesitas y
  • estar dispuesta a sentirte ansiosa, incómoda o asustada.

Después de todo, si fuera fácil establecer y alcanzar una nueva gran meta, no sería tan increíble tener éxito.

Entonces, para cumplir todas tus metas este 2020 te recomiendo que:

«Tengas un gran objetivo y muchas pequeñas acciones.»

¿Qué más? ¿Necesitas más motivación? Lee:

— Guarda este artículo para luego —

3 simples pasos para lograr tus objetivos

Sobre mi
Author

Hola, soy Anna! Nómada digital desde 2015 • Traveller soul 🌏 | En La Travelista comparto mis viajes y mi vida como nómada digital.

Write A Comment